Amores Posibles: Cotidianía

No hay nada como una palabra que no existe para expresar precisamente lo que uno quiere decir ‘Cotidianía’, que no cotidiano, es para mí esa palabra resultado del cóctel entre Cotidiano y Monotonía que se sirve bien frío una vez al día en las relaciones dominadas por el tedio y el desamor. Tendemos a asfixiarnos de rutinas, programaciones, agendas, alertas de móvil, mensajes por whatsapp, previsiones, predicciones, notas en la nevera y, en el caso del elenco de nostálgicos del mundo de la papelería en el que me incluyo, de post it. Da igual el medio, al final la tiranía del control (- ¡eh! tiranía también está dentro del batido de palabras de ‘cotidianía’, ahora que lo pienso -) llega a nuestras vidas de la mano, en la mayoría de los casos, del ser que más amamos: nosotros mismos.thefashioncuisine com - Amores Posibles: Cotidianía

Te levantas envuelta de sueños en la camiseta guarrindonga que un día perteneció al ser amado y con el ojo pegado al entumecimiento del brazo izquierdo, que lucha por sostener una taza de café, pronuncias: – ¿tú hoy a qué hora llegas? ¿Comes aquí? ¿Cuándo era que tenías que ir a una reunión en Cuenca? ¿Es hoy, no, no? ¿Hoy? ¿Sí? ¡Mierda, que yo hoy no puedo recoger a la niña! – Y él te mira con el único ojo que distingue formas nítidas y te dice: – ¿Pero hoy a qué estamos? -. Y ahí está, ya llegó, es la vida de adulta que ya aterrizó.

Después, ves fotos de realidades paralelas y resulta que otras parejas hacen el brunch, por no hablar de otras cosas que también hacen, cuando realmente a ti no te da ni para untarte la mantequilla. ‘Cotidianía’. – No dejes la ropa ahí -. ‘Cotidianía’. – ¿Dónde has puesto mis libros? – ‘Cotidianía’. Compra marca ultra power plus de detergente, etiqueta roja, no azul, de la estantería tercera, del pasillo segundo, del supermercado Mercamarca y no Marcamerca, porque Marcamerca no tiene productos ecológicos -. ‘Cotidianía’. 259127 266x400 - Amores Posibles: CotidianíaDespués, ves fotos de vidas virtuales de otras parejas en mercados de abastos tradicionales con un toque retro underground vintage en el que los tomates te cuestan la paga extra, si es que tienes el privilegio de cobrarla, y donde no se lleva carrito hortera sino cesto de mimbre al más puro estilo picnic con filtro de Instagram que recuerda a los años setenta, por norma general.

Hagáis las fotos que hagáis la realidad seguirá siendo la misma. Os cuesta admitir que os pasa porque sois humanos y descubriros en una mediocridad tal de pareja no os permite soportar el hecho de que todo lo que un día Meg Ryan y Di Caprio os enseñaron no existe. Tienes un e-mail, pero probablemente venga a decirte de parte de Leo que si se hunde el Titanic no cuentes con que te deje la tabla de madera para ti solita, que él también tiene un poquito de frío.

Cuando descubrí que a mí (- ¡a mí! -), la ‘cotidianía’ me acuciaba empecé a pensar en qué significaba lo cotidiano realmente y decidí luchar contra lo primero y no contra lo segundo. Porque para aniquilar a la pécora ‘cotidianía’ has de saber que lo cotidiano (ya lo dice su origen: quotidie, ‘cada día’) es verdaderamente maravilloso, necesario y excepcional porque es único, irrepetible y efímero, una nueva posibilidad cada mañana. He decidido que quiero compartir con vosotros este superpoder porque es demasiado egoísta guardarlo para una misma.

1ad3c276047b3022b6c75ece1f2117d5 280x400 - Amores Posibles: CotidianíaQueridísimos todos, lo cotidiano convive con nosotros. Asumámoslo y aceptémoslo. Por mucho filtro que le pongas a la foto de los garbanzos con acelgas que comes los lunes, no dejarán de ser garbanzos con acelgas y hay que dejar de verlos como el sushi que no son, para apreciarlos en su grandiosidad. Que después la gente es capaz de hacer humus, envolverlo en la acelga como si fuese un alga y ponerle una base de arroz con tal de que sus garbanzos no sean una muestra de normalidad, falta de originalidad y semejanza con el prójimo (- ¿acabo de inventar una receta cojonuda o es mi impresión? -).

Ahora dejo post it con besos, notas ocultas y pistas, mando whatsapp llenos de ojos amorosos, hacemos carreras en el supermercado de quién encuentra antes los mejillones en escabeche, disfrutamos de la niña cuando tenemos la suerte de poder ir a recogerla al colegio y sobre todo, hemos hecho del mirarnos, reírnos y del hablar de verdad, una rutina constante que nos mantiene fuertemente unidos cualquier noche de pijama en el sofá.

62deb20676af03309371fd17c7aa2220 - Amores Posibles: Cotidianía

Por un amor libre de ‘cotidianía’. Sí a lo cotidiano.

Foto de portada: Matt Stuart

3 Comentarios Amores Posibles: Cotidianía

  1. Marta 17 enero, 2017 at 22:51

    Estoy deseando volver a leerte Sole Parole!!!Grandísima reflexión. Mil gracias por compartirla.

  2. Sole ParoleSole Parole 26 enero, 2017 at 19:09

    Gracias a ti por dedicar un poco de tu tiempo a leer estas cositas. En breve encontrarás nuevas reflexiones que espero también te agraden. Aquí estoy para todos los comentarios que quieras hacerme, ya sea una idea que quieras entresacar o experiencia que quieras compartir. Hasta pronto…

  3. Lourdes 27 enero, 2017 at 21:24

    Sole Parole…me gusta como piensas. Has mejorado y muy mucho mi querido y cotidiano viernes noche. Espero tu siguiente reflexión con muchas ganas de volver a leerte…a ver si te superas…. 🙂

Deja un comentario