Cinema Oheme: La historia de Tim y Mary

About Time – Una cuestión de tiempo (2013, Richard Curtis)

Tim (Domhnall Gleeson), el protagonista de About Time, descubre por boca de su padre (el insustituible Billy Nighy) que los hombres de su familia pueden viajar en el tiempo. El consejo paterno le advierte que debe darle una finalidad noble a tan fantástica cualidad y el resultado es de los que nos gusta. Buscar el amor. Y entonces es cuando aparece Mary (con los rasgos de una adorable Rachel McAdams).

Viendo a Tim y Mary pasar por la misma boca de metro una y otra vez, mudándose, despidiéndose, besándose, disfrazados, con prisa, con sueño, con contagiosa alegría… es cuando realmente About Time consigue engancharme del todo y llevarme a su terreno.

About time 2 - Cinema Oheme: La historia de Tim y Mary

Para mí, no hay pareja más perfecta que Tim y Mary. Y sin embargo, les conocemos a través de una sucesión de imperfecciones. Inevitables, contagiosas, sexys… tanto, que a pesar de saber que Tim tiene el poder de volver atrás en el tiempo y arreglarlas, llegado el momento, no me hace falta. Me sobra. Me olvido. De los buenos y malos momentos, de los aciertos y los errores, de las victorias y las derrotas de cada día es de donde extraen su felicidad. Y el ejemplo perfecto es su boda.

About time 4 - Cinema Oheme: La historia de Tim y Mary

Tim y Mary tienen una boda brillantemente imperfecta. Y sin embargo, a nuestros ojos, no podría haber salido mejor. Si nos dicen que el día de nuestra boda lloverá torrencialmente, se destruirá la carpa del banquete, se empaparán nuestros invitados y tendremos que acabar sentándolos en las sillas de la cocina de la casa materna, seguro que cambiaríamos inmediatamente la fecha a la mínima oportunidad. Pero Tim no hace ni el amago, aun teniendo el poder en sus puños. Todas y cada una de las partes de esta boda llevan la etiqueta de desastre, y sin embargo estamos tan enamorados de estos dos personajes que no podemos imaginar una unión más bonita. Porque está llena de gestos de amor, los cuales no pueden medirse por su perfección sino por su intención. Es maravillosa la imagen de Mary entrando a la iglesia con su flamante vestido rojo al son de Jimmy Fontana arrancándole una preciosa sonrisa a Tim y un fantástico baile a su padre. Después de eso, puede caerse el cielo y la boda seguiría siendo un éxito.

About time 8 - Cinema Oheme: La historia de Tim y Mary

Como en esta, About time destila amor en cada escena. En cada relación. En cada diálogo. En cada personaje. Es contagiosa y eso no es tan habitual en una película. Solo aquellas que se acercan tanto a la realidad como para despreciar los viajes en el tiempo pueden saber de lo que hablo.

about time 1 - Cinema Oheme: La historia de Tim y Mary

Las cosas que importan hay que decirlas. Ya lo dice Billy Nighy ejerciendo de padrino de boda “implícito no es suficiente para un día de boda, hay que decir el te quiero”. Y yo tengo que decirlo: quiero a esta película de una manera especial, intensa, y muy cercana… porque es bella, es sincera… y me enamora.

About time 1 - Cinema Oheme: La historia de Tim y Mary

Deja un comentario